¿Quién está al volante de Germen Viajero?

Somos Bea y Rober, una pareja formada por una cordobesa y un madrileño, apasionados por los viajes en ruta, tanto en coche como en furgoneta camper.

RoadTrippers

Furgoneteros

Emprendedores

Neorrulalistas

Desde que hicimos nuestro primer viaje, un Interrail por Alemania allá por 2006, sabíamos que los viajes iban a formar una parte importante de nuestras vidas, pero jamás habíamos imaginado que nuestra pasión se iba a convertir en nuestra profesión y en nuestro estilo de vida.

Un poco de historia de cómo surgió Germen Viajero

Para conocer el principio de Germen Viajero tenemos que remontarnos a cuando casi no existía Internet. Una época en la que para organizar un viaje por libre había que recurrir a las guías y mapas en papel y preguntar a amigos o familiares, que ya habían hecho ese viaje, para pedir consejos y recomendaciones.

En nuestro caso, teníamos cuadernos llenos de lugares imprescindibles que visitar durante las rutas que hacíamos, carreteras bonitas, alojamientos que nos habían gustado, rutas de senderismo que repetiríamos… y toda esta información se la dejábamos a todos aquellos que nos la pedían para organizar sus propias rutas.

En 2016, diez años y muchos kilómetros después de aquel primer Interrail, estuvimos cuatro meses organizando un viaje por libre a Chile y Argentina que solo iba a durar 21 días.

Nos fue muy complicado llegar a organizar un viaje como el que hicimos. Descubriendo el Desierto de Atacama en furgoneta camper por libre, haciendo el trekking de la W de las Torres del Paine con mochila y tienda de campaña, haciendo un road trip por Isla Negra y los viñedos alrededor de Santiago de Chile, viendo pingüinos en libertad y de manera responsable y cruzando en autobús de línea a Argentina para visitar el Perito Moreno a nuestro aire.

A la vuelta de ese viaje lo vimos claro

El tiempo que habíamos invertido en recopilar la información y en organizarlo, se lo podíamos ahorrar a alguien que quisiera hacer un viaje similar.

¿Cómo? 

Pues creando un blog de viajes. De esta forma, también podríamos ayudar a familiares y amigos a organizar sus propias rutas sin tener que estar pasando la información en papel o por correo electrónico.

Y así fue como una traductora y un informático nos adentramos en el mundo de los blogs de viajes.

En enero de 2017, y tras meses de formación intensa, Germen Viajero veía la luz.

Es por esto que los valores de Germen Viajero se basan en dar información práctica y de primera mano sobre los viajes que hacemos para que otros viajeros, como tú, podáis utilizarla para organizar vuestras propias rutas.

Y desde entonces, ¿qué ha pasado?

Uf, resumir en pocas líneas estos cinco años tan intensos (con una Pandemia de por medio) es complicado, pero vamos a intentarlo.

Pocas semanas después del lanzamiento de Germen Viajero, las estadísticas y vuestras respuestas nos mostraban que estaba despegando. Cada vez erais más los lectores que os acercabais a nuestros artículos para obtener información práctica para organizar vuestras rutas por carretera.

Porque sí, empezamos a plantear un blog de viajes general, pero nos dimos cuenta rápido de que era en los viajes por carretera donde más valor podíamos aportar, ya que era el tipo de viaje que más hacíamos (casi todos eran así).

Seguimos haciendo road trips, como el de Marruecos con el coche y la tienda de campaña, compaginando siempre nuestros trabajos con la creación de contenido en el blog.

Entonces decidimos dar el paso lógico que nos marcaba nuestra forma de viajar. 

Si con el coche y la tienda de campaña estábamos viajando tanto, podríamos ahorrar, comprarnos una furgoneta camper, volver a América y hacer la ruta Panamericana. Eso sí, teníamos que comprarla ya camperizada porque no habíamos utilizado una herramienta en nuestra vida más allá de la llave que traen los muebles de Ikea.

Por soñar, que no quede, ¿no?

Tras varios meses de búsqueda llegaba a nuestras vidas “la Germeneta”, una furgoneta Iveco Daily del año 2005 que había vivido una primera vida como ambulancia y que un chico había comprado para convertirla en camper y venderla de segunda mano.

Para probarla y ver si nos servía para vivir en ella durante una ruta larga, hicimos la ruta Transpirenaica. Al volver, nos dimos cuenta de que el baño era demasiado grande y pensamos que sería buena idea hacerlo más pequeño y sacar algo más de espacio para almacenar.

La Panamericana iba a ser un viaje largo e íbamos a necesitar espacio.

Un fin de semana quedamos con unos amigos y, todavía no sabemos muy bien qué pasó, pero terminamos el domingo con la furgoneta en la chapa.

Habíamos desmontado toda la camperización.

Ahora teníamos un furgón vacío, poco dinero y meses por delante para aprender a hacer una camper y para aprender a nivel personal y como pareja.

Los fines de semana y las vacaciones durante los 11 meses siguientes fueron para construir la casa que nos llevaría a cumplir nuestro sueño. Al fin y al cabo, merecería la pena.

Los días entre semana seguíamos trabajando y apostando cada vez más por el trabajo por libre, que nos permitiría vivir y trabajar en ruta.

Yo (Bea) fui la primera en dedicarme en exclusiva al blog, que seguía creciendo y demandando cada vez más atención.

Terminamos la Germeneta (a continuación puedes ver el van tour de la nueva versión) y empezamos a viajar de nuevo para ir probándola. 

Todo en orden (o eso parecía)

Entre herramientas y escapadas nos habíamos plantado en 2020 y teníamos todo previsto. 

Nos casaríamos para primavera y, en octubre, nos embarcaríamos con la Germeneta en un carguero que nos iba a llevar a cruzar el Atlántico para cumplir el sueño de recorrer la ruta Panamericana.

Unas semanas más tarde, llegó el Coronavirus y puso nuestros planes patas arriba. Empezamos a comprender mejor qué sintió la lechera del cuento a la que se le cayó el cántaro de leche. Es muy posible que te suene una situación parecida, ¿verdad?

De pronto nos vimos en un piso de 36 m2 de un barrio de Madrid sin saber muy bien qué hacer.

Te puedes imaginar cómo fueron esos primeros momentos. Estábamos totalmente perdidos. Empezamos a darle vueltas a la cabeza, necesitábamos algo que hacer para seguir adelante con el proyecto en el que llevábamos tantos años inmersos.

Pero todo apuntaba a que el viaje por la Panamericana íbamos a tener que aplazarlo (al menos, de momento).

Entonces se nos ocurrió poner en marcha una idea a la que llevábamos tiempo dándole vueltas y para la que no habíamos encontrado tiempo todavía.

Creamos RoadTripper

RoadTripper, la tienda online para viajeros por carretera, viajeros itinerantes, viajeros en ruta o roadtrippers

Para no hacer este relato demasiado largo, puedes leer el origen de RoadTripper, la marca española de ropa y accesorios para viajeros por carretera que creamos en 2020, un año disfrazado de montaña rusa y que, de nuevo, llegó cargado de aprendizajes.

En 2020, además de aprender sobre proveedores, economía circular y materiales, y con la creación de una marca registrada y un e-commerce de por medio, disfrutamos de nuestra boda, de nuestro road trip de miel con la Germeneta por Europa y nos lanzamos a dejar Madrid para establecernos en Navatrasierra, un pueblecito de la provincia de Cáceres.

Sí, lo de neorrurales es porque nos hemos mudado a un pueblo que es una joya, con unos 200 habitantes, situado en pleno Geoparque Mundial Villuercas Ibores Jara.

Este cambio de base, que finalmente culminamos en 2021, trajo consigo también la dedicación exclusiva de Rober a los proyectos de Germen Viajero y RoadTripper.

Habíamos conseguido desligarnos de la ciudad y vivir en un lugar que habíamos elegido libremente y no por imposición de actores externos, como el trabajo.

Los proyectos siguen creciendo, están madurando y nosotros con ellos

En 2022 hemos decidido ofrecer dos servicios que nos habéis estado pidiendo durante mucho tiempo.

Por un lado, ofreceremos ayuda a viajeros, de manera personalizada, para organizar sus propios road trips y sus experiencias en camper o autocaravana. Los viajes han evolucionado mucho durante los últimos tiempos y somos conscientes de que cada situación es muy personal y con unas condiciones muy concretas. Por eso, aunque sigamos dando información práctica a través de artículos y vídeos, queremos tener un trato más cercano con el viajero y aportar más valor con nuestra experiencia y conocimientos. Por este motivo, ofrecemos un servicio de apoyo para la organización de rutas por carretera orientado a viajeros y, siempre, relacionado con rutas que conozcamos y hayamos hecho.

Por otro lado, ofrecemos ayuda a destinos y empresas privadas para crear y promocionar productos turísticos en el segmento de los Road Trips y el Turismo Itinerante. Llevamos desarrollando estas actividades de manera profesional casi desde el principio de Germen Viajero, allá por 2016, por lo que ha llegado el momento de ofrecerlo como un servicio exclusivo. 

Si algo se nos da bien es descubrir zonas, conocer sus recursos, crear rutas y hacer que el público las conozca, ¿no te parece? Por eso ofrecemos nuestros servicios a empresas, asociaciones y destinos turísticos para la creación y promoción de productos turísticos en el segmento de los Road Trips y el Turismo Itinerante.

Y hasta aquí el resumen de estos últimos años

Han sido años intensos, con subidas y bajadas, no os lo vamos a negar. Pero merecen la pena.

A veces nos preguntáis si no nos cansamos, pero a día de hoy no entendemos la vida sin retos, sin viajes por carretera y sin poner nuestro granito de arena para que más gente pueda vivir una experiencia auténtica.

Desde aquel primer Interrail por Alemania, los kilómetros nos han enseñado mucho, sobre todo a disfrutar del recorrido y no pensar tanto en el destino.

Si quieres seguir al tanto de este trayecto, suscríbete a la comunidad.