Austria

Austria, con una superficie un poco más pequeña que Andalucía, ocupa una posición estratégica en Europa y es uno de los países más ricos del mundo.

Su ubicación dentro del viejo continente la ha convertido en un territorio clave en muchos de los capítulos que han decidido lo que ahora es el presente de la distribución de los países europeos.

Austria es sinónimo de música, montañas y tranquilidad.

La música supuso una época dorada para Austria en los siglos XVIII y XIX, cuando los principales compositores se reunían en ciudades como Salzburgo o Viena para desarrollar las más grandes obras maestras de la música clásica.

Por eso, de las cosas que hay que ver en Austria, las casas donde vivieron compositores como Mozart o la ópera de Viena ocupan un lugar en la lista de imperdibles.

En el caso de las montañas, no hay que olvidar que dos tercios de Austria se encuentran ocupadas por los Alpes, las montañas más altas del centro de Europa.

Los deportes de nieve, como el esquí o el snowboarding, son un claro reclamo turístico para visitar este destino europeo en invierno.

Mientras que, en primavera, verano y otoño, las laderas que han servido como pistas de esquí, se convierten en senderos que atraviesan paisajes impresionantes, de alta montaña, ofreciendo al visitante algunas de las mejores rutas de trekking o senderismo, así como de bicicleta de montaña, de todo el continente.

En cuanto a la tranquilidad, solo hay que observar la calidad del aire de Austria, sus infinita oferta de actividades al aire libre y el contacto con la naturaleza, para darse cuenta de que se trata de un país al que se puede ir a desconectar del día a día y centrarse en conectar con la sencillez de las cosas, eso sí, acompañado siempre de una buena cerveza y de un delicioso Schnitzel.

Artículos de Austria

Si hay un país con unos paisajes impresionantes, las carreteras que recorren esos paisajes no pueden defraudar y tienen que estar a la altura.

Es el caso de las carreteras de Austria, que mires donde mires cuando vas circulando por ellas, no pararás de sorprenderte con vertiginosas montañas y valles verdes con pueblecitos salpicados, que parecen la casa de Heidi.

De ahí que hayamos hecho un artículo en el que hablamos de las carreteras más bonitas de Austria, consideradas como tal por muchos roadtrippers del mundo.

La Silvretta Hochalpenstrasse y la Grossglockner Hochalpenstrasse, dos carreteras alpinas que serpentean entre montañas, lagos y dejan vistas al pico más alto de Austria, el Grossglockner.

Viena

Viena, la capital de Austria actualmente, tuvo una gran importancia en la época de grandes emperadores y emperatrices y fue capital de varios imperios, Historia que ha dejado plasmadas pinceladas de aquella época en los edificios de la ciudad, así como en las costumbres.

Al visitar Viena descubriremos palacios y residencias imperiales de verano, como el palacio Schönbrunn o el Belvedere, que junto a sus jardines nos trasladarán a aquella época de grandeza de la ciudad.

La ópera de Viena, donde se puede aprovechar para visitar el edificio o para disfrutar de una de las obras que se representan en ese escenario con tantísimas historias contadas, o la Biblioteca Nacional, considerada una de las bibliotecas más bonitas del mundo, son otras dos paradas obligatorias durante una visita a Viena.

Pasear por el centro o por alguno de los parques de la ciudad, como el Stadtpark, y visitar la catedral de Viena, son atractivos añadidos que no te puedes perder si visitas la ciudad.

Innsbruck

Vale, tenemos que confesar que con Innsbruck no podemos ser objetivos, ya que en esta ciudad estuvo viviendo Bea durante un año y está enamorada de esta ciudad.

Innsbruck, que significa "puente del Inn", guarda en su nombre el secreto de su esencia.

Por esta capital del Tirol pasa el río Inn, responsable de la típica imagen de Innsbruck con sus casas de colores al borde del río.

El Tejado Dorado, o Goldenes Dachl en alemán, es el emblema de la ciudad y que te encontrarás al pasear por las callejuelas del casco histórico de esta ciudad.

Los estudiantes y turistas dan un ritmo a esta ciudad disfrutan de un entorno inigualable, rodeado de montañas, que convierten a esta ciudad en una de las capitales de los deportes de invierno del mundo.

De hecho, está rodeada de pistas de esquí y de infraestructuras que nos recuerdan que Innsbruck es una ciudad cosmopolita y muy relacionada con el deporte.

Los Alpes Austriacos

Los Alpes, esas montañas que se alzan entre los países de Suiza, Austria, Alemania, Italia, Francia, Eslovenia, Mónaco y Liechtenstein y que conforman la cordillera montañosa más elevada de Europa, tienen presencia en Austria, sobre todo en la zona de Vorarlberg y el Tirol.

La geografía y el escarpado paisaje de estas montañas convierten cada imagen en una foto digna de ser una postal y configuran un clima agreste y frío, que se equilibra con la hospitalidad de la gente.

Sin duda, si te gusta la montaña, el aire libre y los paisajes de infarto, los Alpes Austríacos son el escenario perfecto para tu viaje.

Vídeos de Austria

Vídeos de Alemania

RoadTripper.es