__CONFIG_widget_menu__{"menu_id":"762","dropdown_icon":"style_1","mobile_icon":"style_1","dir":"tve_horizontal","icon":{"top":"","sub":""},"layout":{"default":"grid"},"type":"mega","mega_desc":"e30=","images":[],"actions":{"15793":"__TCB_EVENT_[{\\_tve_quote_config\\_tve_quote_:{\\_tve_quote_l_id\\_tve_quote_:\\_tve_quote_14767\\_tve_quote_},\\_tve_quote_a\\_tve_quote_:\\_tve_quote_thrive_leads_2_step\\_tve_quote_,\\_tve_quote_t\\_tve_quote_:\\_tve_quote_click\\_tve_quote_}]_TNEVE_BCT__"},"uuid":"m-16f812dd49e","template":-1,"template_name":"Basic","unlinked":[],"top_cls":{"main":""},"tve_shortcode_rendered":1}__CONFIG_widget_menu__

Islas Canarias

Las Islas Canarias, también conocidas como las “Islas Afortunadas”, es un archipiélago de España y están compuestas por varios islotes y 8 islas que, de mayor a menor tamaño son:


Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, La Gomera, El Hierro y La Graciosa, esta última reconocida como la octava isla habitada el pasado año 2018.

Todas ellas son de origen volcánico, lo que ha hecho que los paisajes y el relieve sean espectaculares.

El clima es otro de los factores que más interés despiertan entre los turistas, y es que su situación, a unos kilómetros de la costa de África, y los vientos Alisios conforman la mezcla perfecta para ofrecer una temperatura agradable durante todo el año.

En total son unos 8000 kilómetros cuadrados y cabe destacar sus playas, sus paisajes y su gastronomía.

Veamos algunos detalles de cada una de las islas:

Artículos de Canarias

Tenerife

La capital de Tenerife es Santa Cruz, situada al noreste de la isla.

Como decíamos al principio, es la isla más grande de las ocho, con unos 2000 kilómetros cuadrados de extensión.

Esta isla es un referente turístico a nivel internacional gracias, sobre todo, a sus playas que se pueden disfrutar durante todo el año.

Cuenta con dos aeropuertos, uno al norte y otro al sur, que sirven también como enlace de vuelos a otras islas, como a La Palma (se puede volar directo a la Palma, pero suele salir más barato si vuelas a Tenerife y, de allí, a la Palma).

Además de los paisajes volcánicos de la isla, también hay que destacar su paisaje de alta montaña, con el Parque Nacional del Teide.

En Tenerife se encuentra el pico más alto de España, el Teide, con sus 3718 metros.

Algunas de las playas más famosas del sur de Tenerife son el Médano, las Américas, los Cristianos y los Gigantes y, del norte de la isla, habría que destacar las Teresitas y Puerto de la Cruz.

Fuerteventura

Con sus más de 150 kilómetros de playas, Fuerteventura es la isla de Canarias con mayor longitud de playas de las ocho.

En 2009, la UNESCO la declaró Reserva de la Biosfera, lo que ha ayudado a mantener su carácter natural, tanto en el interior como en el agua, ofreciendo las que podríamos denominar mejores playas del país.

El paisaje de Fuerteventura carece, casi en su totalidad, de vegetación y sus playas son de arena blanca y aguas turquesas.

Es uno de los destinos más buscados por amantes del windsurf, porque, haciendo honor a su nombre, el viento en la isla suele ser favorable para este tipo de deportes.

Gran Canaria

La isla de Gran Canaria es la tercera por superficie de las Islas Canarias y se encuentra situada en el centro de todo el archipiélago.

La capital de Gran Canaria es Las Palmas (que no hay que confundir con la isla de la Palma).

Cuenta con playas muy importantes a nivel internacional, que reciben cada año a miles de turistas en busca de sol y buen clima.

Las mejores playas se encuentran al sur de la isla. Puede que la más conocida sea Maspalomas, pero también hay que destacar la playa de San Agustín, Puerto Rico, la Playa del Inglés o Arguineguín.

Gran Canaria cuenta también con un paisaje que nos vuelve a recordar que, no hace mucho, esta isla era un volcán.

Nos referimos a la Caldera de Bandama, uno de los lugares de interés paisajístico que visitar en la isla y que, además, su punto más alto sirve de mirador a la ciudad de Las Palmas.

Lanzarote

Lanzarote, con sus dos playas más conocidas: la Playa del Golfo y Playa Blanca, guarda en su interior un paisaje más propio de otro planeta.

El origen volcánico de esta isla, con más de 100 bocas de volcanes, te hará sentir como si estuvieses paseando por la luna.

La capital de Lanzarote es Arrecife.

Uno de los principales atractivos de la isla es el Parque Nacional de Timanfaya, con sus montañas peladas de vegetación y dignas de ser visitadas.

Además, en Lanzarote puedes disfrutar de obras arquitectónicas que se mezclan con la naturaleza, diseñadas y creadas por César Manrique, como los Jameos del Agua.

Los 22 °C de media de la isla hacen que Lanzarote sea el destino elegido por muchos para pasar, por ejemplo, las vacaciones de Navidad.

La Palma

Puede que La Palma sea nuestro rincón favorito de las Islas Canarias, quizá porque es el que mejor conocemos, pero es que la isla de la Palma es como un trocito colonial en medio de un paisaje volcánico increíble.

Por eso es por lo que incluimos una ruta por la isla de la Palma en el artículo de rutas para invierno.

Con sus apenas 700 kilómetros cuadrados, la isla de La Palma, conocida también como “la Isla Bonita”, cuenta con el volcán que estuvo activo hace menos tiempo, concretamente en el año 1971, y que dio lugar a parte de los cambios en el paisaje que podemos ver hoy en día.

Hacer una ruta por la Caldera de Taburiente o subir hasta el Roque de los Muchachos, con sus 2423 metros de altitud, serán solo dos de las cosas que puedes hacer en esta isla del archipiélago canario.

La capital de la isla es Santa Cruz y es una isla ideal para recorrer en coche, pasando de los paisajes volcánicos a los interminables campos sembrados de plátanos.

La Gomera

Conocida como “la Isla Redonda”, la isla de la Gomera cuenta en casi su totalidad con unas costas más salvajes y donde predominan los acantilados.

La capital de la Gomera es San Sebastián.

En el centro de la isla se puede visitar el Parque Nacional de Garajonay, una masa de bosque subtropical, muy diferente a la que se puede encontrar en el resto de las islas y declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Otro de los paisajes más característicos de la Gomera es la costa acantilada de los Órganos de Vallehermoso, un acantilado que recuerda claramente a los tubos de los órganos que se pueden encontrar en cualquier catedral.

El Hierro

El Hierro era, hasta hace unos años, la isla más pequeña de las Islas Canarias y se conocía como “la Isla Chiquita”, con sus 277 kilómetros cuadrados.

Su capital es Villa de Valverde y su paisaje se caracteriza por los acantilados de sus costas.

Las continuas erupciones volcánicas que sufre la isla de El Hierro hacen que el paisaje, sobre todo el marino, cambie constantemente.

Es una de las islas del archipiélago favoritas para hacer buceo, ya que cuenta con zonas de reserva marina, como la del Mar de las Calmas, que permiten a los amantes del buceo disfrutar de unas vistas y unos paisajes submarinos increíbles.

La fauna marina es otro de los atractivos de esta isla, en la que se pueden avistar incluso tiburones o cetáceos en la punta sur, conocida como la Restringida.

La Graciosa

La Graciosa era, hasta 2018, un islote más de las Islas Canarias, como lo podía ser el Islote de Lobos.

Pero en ese año, fue declarada como la octava isla habitada del archipiélago y las Islas Canarias pasaron de ser siete a ser ocho.

Sus casi 30 kilómetros cuadrados de superficie son el paraíso para todo aquel viajero que busque tranquilidad y silencio.

Con las carreteras aún sin asfaltar y con apenas dos pueblos: Caleta del Sebo y Pedro Barba, es la isla desierta en la que siempre has soñado perderte.

Grupo RoadTripperES en Facebook